El Bar Negresco se alza con el premio a la mejor gilda

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl Bar Negresco de La Plaza Nueva se ha alzado con el premio a la mejor gilda de las Siete Calles en esta IV edición del concurso organizado por la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo. Este año 27 cafés, bares y restaurantes han participado en el concurso y 2300 clientes han puntuado este clásico pincho.

El Negresco se lleva por segundo año consecutivo este premio al haber obtenido una puntuación de 8’36 sobre 10. El segundo premio a la ‘gilda con mejor anchoa’  ha ido a parar al Portuberri Barria (Iturribide, 12) y el tercer premio, a la ‘gilda con mejor boquerón’ para la Cervecería Casco Viejo (Plaza Unamuno, 3).

La cuarta edición del Concurso de Gildas del Casco Viejo consolida  un certamen que se ha convertido en un “referente” dentro de los concursos de pintxos en Bilbao. El público ha tenido la oportunidad de valorar tres elementos fundamentales en una gilda: su presencia, su sabor y el bizigarri, el punto de picante.

Una opinicón unida a la de un jurado especializado, compuesto por Alberto Gómez, vicepresidente de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo; Itziar Urtasun, concejala de Fiestas del Ayuntamiento de Bilbao, Saray Rueda, exjefa de cocina del Restaurante Yandiola, Rafael Pau, director comercial de Sansonite España; y Juan Carlos Otaola, periodista de Radio Bilbao-Cadena SER.

José María Pascual, dueño del Negresco, explica su secreto:  “Yo apuesto por la gilda de toda la vida, con ingredientes de excelente calidad y, sobre todo, con un aceite virgen extra excelente”, explica José María Pascual, propietario del bar Negreso, ubicado en la Plaza Nueva, 10.

Su receta se compone, en este orden, de aceituna, piparra, antxoa, piparra, antxoa y aceituna. Y todo regado por un chorro de aceite, “sin que este mate el sabor de la piparra y la antxoa”. De hecho, detalla Pascual, su aceite es mezcla de las variedades arbequina y picual, aunque este último en proporción muy pequeña, “para que no amargue la gilda”.