El jurado del Barnaval ya ha visitado todos los locales

11El jurado del Barnaval ha terminado su recorrido por todos los locales participantes en esta 22 edición.

La jornada del sábado ha comenzado en la taberna Plaza Nueva donde unos traviesos Zipi y Zape han hecho de las suyas con los clientes del local. Con unos churros y chocolate caliente los cabareteros del Txoko Txinbo han recibido a los miembros del jurado que también han podido observar la elegancia de los bailarines del ‘charco de los patosos’ del Café Bar Bilbao. En Otxarkoaga el ambiente lo ponía la casita de chocolate del bar Obélix, decorado con caramelos hechos a mano y donde no han faltado las brujas y Hansel y Gretel.

En el Monty se encontraba Roma al completo con Cleopatra, César y Marco Antonio, incluidos. El Garitazo ha sorprendido por sus espectáculos mágicos de la mano de Imanol Ituiño y un Gran Dakari vestido de Naranja mecánica. En el Globo, los camareros facturaban las maletas de los clientes mientras cantaban el famoso ‘será maravilloso, viajar hasta Mallorca’. En el Alondegui el jurado se sumergió en el mundo Disney de Micky y Minnie Mouse. El Imán y el Bowie transformaron a sus camareros en unos auténticos piratas, mientras que los del Cotton Club se convertían en los increíbles. En el Caos The New el jurado pudo ver una granja en la que un par de vacas digitales bailaban al son de la música.

En el Alisas Barri el mundo pirata se había hecho con el local, con el barco ‘La estrella errante’ que había atracado en el local; en el Puertito los piratas también  habían conquistado territorio; el London style imperaba en el KZ, con toda la familia real al completo, desde la reina Isabel con sus Beefeater hasta los bobbies; en el Kukusoak y en el Zazpibide el bosque encantado estaba infestado de mariquitas de lo más graciosas; en el Big Ben había corsarios por todo el local y en el por doqueir quien quisiese ayuda no tenía más que pedírsela a los Superhéroes.

En el Evidence la lucha libre mexicana se veía capitaneada por Manu Iturregi, siendo un total Rey Misterio; en el Mistyk los calores de los clientes se veían sofocados por los bomberos que estaba destrás de la barra; en el Attico 14 por su lado, la Fórmula 1 se había hecho con el local; en el Distrito 9 el local se vio tomado por los protagonistas de la película Cannon Ball, de la que van a hacer un remake este año y finalmente en la Otxoa pub hemos podido ver personajes de lo más variados.

[metaslider id=6284]