Entrevista José Luis Sabas

Sabas

Por Arturo Trueba.

Se considera bilbaino de pro y allá donde le gusta pasear todos los días y sacar alguna que otra foto afronta la formación de la isla de Bilbao, lo que se ha calificado la obra del siglo. “Hemos conquistado la Ría en pocos años”.

“La apertura del canal no tiene vuelta atrás”

José Sabas, teniente alcalde, impulsor de la Isla de Bilbao

Por qué denominas la apertura del canal de Deusto como la ‘obra del siglo’?
Digo que es la obra del siglo porque Bilbao va a cambiar físicamente. Por razones medioambientales. No tiene vuelta atrás, cambia la fisonomía de la ciudad de una forma notable. Están implicados puentes, la apertura del canal, el tranvía que llega a Olabeaga… URA lo ve como una necesidad. Puede evitar desborde con las riadas, si hay como la del 83 el Casco Viejo se inunda.
La razón principal…
Es una obra medioambiental. Me encanta que Bilbao tenga crecimiento como bilbaino de pro. Es como un bypass coronario, abro esto de aquí, es natural, para dar una vía de salida mayor al agua… Va muy recto. En lo que fue la milla de oro de la industria (con los Valdés, Artiach, Tarabusi…)
¿Van a quedar fábricas?
Zaha Hadid plantea crear en Zorrozaurre nuevas viviendas, mantener la residencia actual. No me gustan las ciudades dormitorio, tiene que haber usos mixtos compatibles con el medioambiente.
¿También ocio?
No quiero entrar mucho, pero el ayuntamiento se ha quedado con una serie de equipamientos de edificios a restaurar para actividades de ocio, culturales y medioambientales, equilibrado como no puede ser de otra manera por la ley del suelo vasca. Tanto por ciento de vivienda pública, privada y tasada. Hoy en día los estándares urbanísticos son de acuerdo con la ley: espacios verdes, centros escolares, de salud…
Coincide con el 30 aniversario de las inundaciones…
No había pensado en eso, aunque sí recuerdo que coincidió con el fallecimiento de mi aita dos días antes de las inundaciones. Fueron el 23 de agosto del 83, y tuvimos problemas para poderle dar tierra en Derio.
¿Cómo van a recibir los bilbainos la obra?
Como se reciben las obras en Bilbao: al principio con escepticismo, pero luego bien. Siempre es así, el metro, el Guggenheim (que iba a ser una lata de espárragos y luego acabamos queriéndolo). Hemos conquistado la ría en pocos años. De hecho paseo todos los días por ahí, si quieres te enseño unas cuantas fotos que he sacado.
Hay unas fotos preciosas…
Es una conquista ciudadana. Me hizo mucha ilusión cuando hicimos el paseo hasta Zorroza, donde había una carretera pegando a ruinas. Ahora hay espacios deportivos y de entretenimiento.
Te sientes como Churruca…
No. Me siento a gusto. Una de las cosas que me ha gustado hacer ha sido la recuperación de los muelles. Obras que se han hecho cerca de los vecinos, desde el Arriaga hasta Olabeaga o la curva de Elorrieta, donde derrapábamos con el 600.
¿Quién paga el presupuesto de casi 21 millones?
20’9. El ayuntamiento, en acuerdo con el gobierno. Nosotros adelantamos el dinero porque a la ciudad le interesaba. Ellos aportan suelo.
Los puentes…
Yo voy a hablar del puente de Gehry. Lo otro vamos a dejárselo a la comisión de Zorrozaurre. No es que yo no sepa. Se ha sacado un concurso que está adjudicado.
¿Se puede seguir afirmando que va a ser el Manhattan?
No lo sé. Es un poco frívolo, aunque también campechano y majo. En término positivo, encantado.
Es que es un botxo
Sí, es un botxo entre dos laderas. Siempre ves monte, mires donde mires. Sorprende a los extranjeros que nos visitan.
¿Qué vida va a tener la ría? El ocio…
Zorrozaurre está preparando un proyecto de urbanización. Paseos en torno a las dos nuevas costas. Mi labor está en el puente y la apertura del canal. No quiero ser desleal, pero obviamente la vida urbana que todos hemos recuperado en la ría de Bilbao, espacios, parque, como la zona del Guggenheim con parques infantiles…