Europeos en 2015

riarojUn Athletic irregular sustituye la Champions por la Europa League

El Athletic ha evolucionado con una defensa bastante asentada a pesar de lesiones y bajas formas, en la que han irrumpido con éxito por momentos el abrelatas San José y expeditivo Etxeita para acompañar a Laporte y a los laterales. La media se muestra titubeante, con un Iturraspe dubitativo, conservador y con fallos puntuales letales; con un Mikel Rico a trompicones y una media punta, que ha dado muchos quebraderos de cabeza, en la que han destacado también por momentos De Marcos (más en casa) y Beñat (más a domicilio). Lo de la delantera tiene lo suyo: es una de las menos productivas de la historia rojiblanca y de la actual competición liguera. Tan sólo se ha mostrado fiable el veterano Aduriz, cuando no ha estado lesionado o renqueante. Lejos quedan los aspirantes Guillermo, Viguera (que apunta maneras de doble punta) o Williams, que debutó en mal partido del equipo, y que seguirá, salvo percances, haciendo méritos en el Bilbao Athletic.

¿Hay plantilla suficiente?

Da la sensación de que la plantilla actual sólo rinde satisfactoriamente cuando varios jugadores clave alcanzan un buen nivel a la vez. Y eso ha sucedido pocas veces. Al Muniain desequilibrante ya casi ni se le espera. Ibai, que es de los pocos con instinto para el remate lejano, pierde los picos de forma con las lesiones. Susaeta ha emergido de las catacumbas en los últimos encuentros, lo mismo que Iraola, lesionado ante el Bate en su mejor partido. Asoman algo Unai López -¿no sería bueno que alternara con el Bilbao Athletic cuando no juega con el primer equipo?- y menos lo hace todavía Morán, que también necesita rodaje. Lo de Aurtenetxe, Aketxe, Kike Sola y Toquero es testimonial. En general, parece un equipo más técnico que físico, con una actitud competitiva irregular, con varios jugadores poco rodados y que ha perdido poderío en jugadas de estrategia, sobre todo cuando no juega San José.