Más capa para el ecuador de la temporada

nieveResulta paradójico mencionar al ecuador cuando hablamos de frío. Nos referimos a ello en esta ocasión a mitad de la temporada. El invierno ha llegado con retraso, y ahora parece que sí, que es para quedarse. No se sabe bien cuánto durará (ni siquiera lo saben los meteorólogos con todos sus satélites, modelos y avances tecnológicos). Lo mejor es mirar semana a semana (partido a partido) los partes para tomar la decisión de acercarse a algún centro invernal. Hay quienes están condenados a aventurarse, sí o sí, salvo que las condiciones sean imposibles para viajar o practicar los deportes invernales, por compromisos de los hijos con los clubs, por amortizar el apartamento o el forfait.

Gastronieve

Poco a poco las estaciones han ampliado el espacio esquiable. Los últimos frentes han terminado de blanquearlas. Ahora la capa está más en consonancia con lo que se espera. Pero sin echar cohetes, porque la base llega tarde en una temporada corta, ya que la Semana Santa es a primeros de abril. Todavía la mayor parte de las estaciones no están al 100% de su capacidad, ni mucho menos de ocupación. Por fin, Panticosa ha podido inaugurar la pista Estrimal, que conecta con la base de la telecabina a 1.500 m. de altitud. Se trata de una pista roja con 420 m. de desnivel. Las novedades en Astún están centradas en la calidad de las propuestas gastronómicas y de ocio, con un concepto que aúna Cava, Champagne y Snow. Gracias a un acuerdo con Freixenet han impulsado cuatro espacios ‘Gastronieve’, entre los que destaca el espacio hedonista Henri Abelé Lounge en plena zona esquiable a 2.000 m. de altitud. Con sus ofertas Weekend Experience o Experience (sin alojamiento) posibilitan las bajadas con artorchas y fuegos artificiales o las primeras pisadas por la mañana. En esta estación se celebrará el campeonato de Bizkaia de esquí alpino el 14 de febrero. Entretenimiento El BBB50 Ski Race Experience de Baqueira Beret fue un éxito, gracias a la participación de 500 (al completo) en un evento open de esquiadores y snowboarders, con pruebas de alpinos, boardercross y freeride más selfies en los puntos más altos de la estación. El tiempo espectacular ayudó a dar brillo a ese acto de conmemoración del 50 aniversario del complejo invernal. Grandvalira en Andorra inauguró su Hotel Iglú con la novedad de la colaboración de 5 artistas locales que decoraron las habitaciones. El dominio andorrano ya rondó los 200 kms. esquiables para mediados de enero. Vallnord Arcalis, famoso por sus freerides, refuerza también su apuesta por el esquí infantil al habilitar la pista verde más larga de Andorra, la Megaverda, con 8 kms. de longitud y 600 m. de desnivel. El Principado recibió a 360.000 esquiadores en las pasadas navidades.