Una remontada para la historia

igomezEl de anoche fue un partido histórico en San Mames. No sólo por que fuera el primer partido que se juega en el nuevo campo con todas sus gradas terminadas y una iluminación de ensueño, sino por una épica remontada en el partido de vuelta de Champions League ante el Napoles (3-1)

Valverde repitió el once inicial de Sao Paolo mientras que Rafa Benítez cambió su banda iqzuierda por completo, con la inclusión de Ghoulam y Martens. La primera parte transcurrió con una clara superioridad de los rojiblancos, aunque llegados al descanso ambos equipos se fueron de vacio al vestuario.

La segunda parte comenzó con un verdadero sopapo de los napolitanos. En el 46′ un zurdazo del esloveno Hamsik cambió el marcador 0-1 a favor de los italianos. Los leones se vieron obligados a presionar sí o sí. De modo que llegados al último tercio del partido, el Athletic comenzó a crear ocasiones claras y fue Aduriz quién logró el empate tras un córner. Poco después el donostiarra volvió a marcar tras lograr zafarse de una defensa garrafal de los italianos.

Poco después, Valverde cambió a Susaeta por Unai López, que se estrenaba así con el primer equipo nada menos que en un partido de Champions. Ibai Gómez logró marcar el tercer gol tras un pase del niño de Rentería. Ya con el 3-1 en el marcador los rojiblancos respiraron y dejaron en los consiguientes 12 minutos de partido las mejores pinceladas de la noche.

Una noche que sirvió para certificar que el modelo de los leones es válido y recibirá una lluvia de millones que sin duda vienen muy bien para las arcas rojiblancas. Una noche épica que no hubiera sido lo mismo sin el rugir de los leones y su afición que se hicieron escuchar desde todos los rincones del botxo bilbaino.