Una vuelta al medievo: Balmaseda

 DOCUDMOEl fin de semana del 10 y 11 de mayo la Villa Encartada vuelve a sus orígenes.

Balmaseda reinventa su pasado. El fin de semana del 10 y 11 de mayo la primera villa vizcaína se convierte en el referente turístico de Las Encartaciones. Su XVI mercado medieval confía en ser una vez más un hito en la oferta cultural vizcaína. Los estandartes y pendones colgados de los balcones del casco histórico de la villa, las calles cubiertas de paja, y la mayoría de los balmasedanos y balmasedanas ataviados con trajes de la época permiten a Balmaseda recuperar durante un fin de semana el sabor de la más pura tradición del Medievo, época en la que su gran actividad comercial la sirvió para lograr su Fuero de la Villa. Númerosas actividades El sábado por la mañana, 400 vecinos de la localidad encartada dan vida a un hecho histórico de la villa, dando comienzo a dos días de festejo y puro ambiente medieval. Más de 150 artesanos, artesanas y mercaderes medievales muestran su saber hacer en los más variopintos oficios, distribuidos por el Casco Histórico de la Villa. Incluso puedes hacerte con una muestra de su trabajo por un puñado de monedas. Como en anteriores ediciones, no faltan por las calles los espctáculos, representaciones… de trovadores, cómicos, etc. Y, por la noche, cuando la oscuridad se adueña de la Villa, el fuego, los sueños y la pirotecnia toman el relevo para llenar de luces estas horas mágicas, por lo que Feve incorpora de nuevo horarios especiales de trenes cada media hora, con sus últimas salidas a las 23.30h. Mucho más que atrezzo Además de la ardua colaboración de los balmasedanos, para recrear el ambiente se cuenta con más de 500 vestuarios, 200m. de telas tintadas artesanalmente y estandartes y banderas que decoran las calles transformándolo en un ambiente perdido en el tiempo.